¿Qué es el síndrome del ojo seco?

El síndrome del ojo seco está causado por la falta de lubricación e hidratación de la superficie del ojo. Según su estado se puede clasificar en tres niveles, leve, moderado o seco. Las causas pueden ser muchas y en este artículo te mostraremos toda la información para que las conozcas y sepas como solucionarlo.

Causas para tener ojo seco

ojo seco

A continuación mostramos cuáles son las principales causas que pueden provocar este problema:

  • La evaporación de la lágrima, provocada por la baja calidad de las sustancia que la componen o estar expuesto a climas adversos.
  • Los problemas hormonales son una causa habitual. Las personas que padecen de Tiroides, mujeres que toman la píldora anticonceptiva o que padecen menopausia.
  • Vivir en ciudades o zonas de alta contaminación afecta de forma importante la salud ocular, aumentando así la probabilidad de sufrir de ojo seco.
  • Padecer el síndrome de Sjogren. Es una enfermedad autoinmune que provoca que los glóbulos blancos ataquen las glándulas del cuerpo encargadas de generar lágrimas y la saliva.
  • Consumo de antidepresivos, antihistamínicos, tratamientos hormonales o tratamientos para el parkinson.
  • Es común padecerlo después de una cirugía ocular. Pasado un plazo de entre 6 y 12 meses se suele solucionar.
  • Padecer artritis reumatoide, diabetes, blefaritis (inflamación de los párpados) o una inflamación de la conjuntiva (la membrana que cubre la parte blanca del ojo).
  • Estar durante muchas horas frente a una pantalla electrónica o leyendo. Durante este tiempo que estamos fijando la vista se reduce la frecuencia de parpadeo y esto disminuye la producción de lágrima.
  • No cerrar del todo los ojos mientras duermes.
  • Usar lentillas durante un número excesivo de horas. No se recomienda usarlas más de 8 horas. Siempre debes elegir unas lentillas de calidad con un alto índice de hidratación.
  • No usar gafas de sol.
  • Ser fumador, además de disminuir la calidad de la lágrima el humo del tabaco provoca irritación.

Síntomas del ojo seco

  • Sequedad ocular permanente y poco brillo en la superficie.
  • Irritación y enrojecimiento de la esclerótica (la zona blanca)
  • Picor con ardor y la sensación de tener arenilla en el ojo.
  • Sensación permanente de cansancio ocular o sueño.
  • Visión borrosa por momentos, se suele corregir al parpadear.
  • Tener un lagrimeo constante.
  • Fotofobia (excesiva sensibilidad a la luz).
  • En casos extremos se pueden hacer heridas o grietas en la córnea.

Composición de la lágrima

ojo con lágrima

La película lagrimal es la primera capa con la que cuenta el ojo. Está compuesta por lípidos que ayudan a evitar su evaporación. Estos son un compuesto graso que da más consistencia a la lágrima.

Además está compuesta principalmente de agua, que ayudada por unas proteínas llamadas mucinas hacen posible que la capa acuosa se mantenga adherida a la córnea y la esclerótica.

► Vídeo: Estructura película lagrimal

Diagnóstico de ojo seco

Debe ser realizado por un oftalmólogo, este puede hacer varias pruebas para comprobar la cantidad de lágrima y la calidad de la misma.

Para medir la cantidad se colocan unas pequeñas tiras de papel bajo el párpado inferior y así miden la humedad que es capaz de producir el sistema lagrimal.

Otra prueba habitual es colocar un colorante en forma de gotas y ver cuanto tiempo tarda en secarse. Este proceso se conoce como tiempo de rotura de lágrima.

Tratamientos y cura

Dado que las causas pueden ser muchas, el tratamiento debe ir en función de cada caso. Uno de los tratamientos más habituales es el uso de lágrimas artificiales. Una vez que se aplican la sensación de alivio es inmediata. No se debe usar con excesiva frecuencia, el ojo puede dejar de producir la lágrima de forma natural.

Lo recomendable es usarlo de 2 a 3 veces al día siempre que sea evidente la sensación de molestias. Las gotas de lágrimas artificiales más usadas suelen ser el Systane, recomendamos informarse con su farmacéutico/a.

En casos más avanzados el médico puede colocar unos pequeños tapones en los drenajes oculares, para evitar que la película lagrimal se elimine con facilidad. En casos extremos se suele practicar una cirugía para ocluir los puntos de drenaje.

Hay un nuevo tratamiento que se está usando cada vez más. Consiste en aplicar un colirio llamado Autólogo, este se obtiene a partir de un derivado de la propia sangre del paciente y su objetivo es regenerar los tejidos dañados.

► Vídeo:  Información para conocer mejor este problema ocular

¿Cómo evitar tener ojo seco?

Sobre todo debemos evitar aquellas situaciones en nuestro día a día que pueden acabar afectando la salud de nuestros ojos. A continuación damos algunos consejos sencillos que te ayudarán.

  • Siempre que estés en exteriores debes usar gafas de sol
  • Si estás muchas horas trabajando frente a una pantalla debes intentar parpadear con frecuencia.
  • Evitar si es posible los ambientes secos, entornos con aire acondicionado o la incidencia directa del aire de un ventilador.
  • Si eres de las personas que suelen dormir con los ojos semicerrados se recomienda usar un colirio lubricante y ponerlo antes de ir a la cama.

Esperamos que esta información sirva para ayudarte a entender, mejorar o curar este problema.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando…